Expansión

Mil días (casi) en blanco de MLS Miami

becks

El periódico inglés The Telegraph hace bien en recordarnos que hoy se cumplen mil días desde que David Beckham anunció su intención de llevar una franquicia de la Major League Soccer en la ciudad de Miami.

Desde aquel 5 de febrero de 2014 no han pasado muchas cosas en concreto vinculadas a ese objetivo. La última noticia relevante es de casi un año atrás, cuando la sociedad Miami Beckham United se comprometió a adquirir un terreno en el barrio de Overtown, donde proyecta construir su estadio.

 

Esa fracción de tierra no es suficiente para levantar un complejo deportivo para 25.000 espectadores. Becks y sus socios esperan que el condado de Miami-Dade apruebe la venta de un solar o cesión de un solar aledaño que daría la luz verde para el inicio de las obras.

Más allá de los inconvenientes logísticos y de infraestructura por los que atraviesa MLS Miami el proyecto sigue a la búsqueda de un socio inversor. A la oportunidad perdida con el grupo que controla a Paris Saint-Germain ahora habría que sumar la negativa del magnate Wesley Edens, quien parece haberse ‘despegado’ por completo de la iniciativa liderada por Beckham.

Desde el sur del estado de Florida se informa que el astro inglés negocia con cinco o seis potenciales capitalistas. Nada más se hará hasta que Miami Beckham United se asegure el ingreso de capital fresco, algo que -con comodidad- podría llevarnos hasta marzo o abril de 2017.

 

Los más optimistas consideran que si para ese entonces el equipo cierra el circuito financiero y los 300 millones de dólares que necesita para erigir su soccer-specific stadium finalmente el equipo podría poner fecha a su entrada en competición.

Dentro de toda la incertidumbre que todavía existe en Miami comienza a quedar claro que el potencial club de la MLS podría jugar durante al menos una temporada en el Hard Rock Stadium, la casa de los Miami Dolphins de la NFL. Pero en este caso es prudente seguir empleando el potencial. Desde que esta historia comenzó la liga se negó a autorizar a Miami a usar un estadio provisorio. Los próximos meses nos dirán si esa postura ha cambiado de cara al futuro.

2017 será la temporada en la que Atlanta y Minnesota sumará dos nuevos equipos y elevará su número de participantes a 22. La MLS se fijó como objetivo llegar a 2020 con 24 equipos. Miami no tiene tiempo que perder. La competencia de nuevas potenciales plazas para la Major League Soccer es fuerte. La liga puede ser paciente pero todo tiene un límite, especialmente cuando sedes como St. Louis, Sacramento, Las Vegas o San Antonio están en la lista de espera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s