Expansión

Expansión: Un nuevo grupo inversor muestra el interés de San Diego en la MLS

Seidler

En la cada vez más abierta carrera por una de las cuatro nuevas plazas que la Major League Soccer sumará en los próximos años -hasta llegar a los 28 equipos participantes- no habría que descartar en absoluto las posibilidades de la ciudad californiana de San Diego.

Peter Seidler (en la fotografía), el principal accionista de los Padres -la franquicia de San Diego en la MLB-, lidera una nueva propuesta para llevar a la MLS a Mission Valley junto a los inversores Steve Altman y Mike Stone.

En el marco de una entrevista concedida a la agencia de noticias The Associated Press Seidler expresó su atracción por la Major League Soccer. “Creo que la liga es fuerte y el comisionado Don Garber es fuerte, y esas cosas me importan”, señaló. “Si tuviéramos un estadio específico para el fútbol creo que sería una infraestructura muy especial para San Diego, así como el Petco Park [la casa de los Padres] ha demostrado ser tan importante para la ciudad.”

El empresario se manifestó consciente del trabajo que todavía resta por hacer para aspirar a tener un equipo en expansión en la MLS.

“Este tipo de proyectos comienzan paso a paso. Hemos hecho un gran trabajo de análisis y de identificación de los aspectos comerciales relevantes, así como también de cuestiones importantes para la comunidad de San Diego”, explicó Seidler. “Quizás estamos en una situación medianamente favorable que en el futuro nos puede llevar a algo concreto. En lo personal creo que esto sería muy bueno para nuestra ciudad.”

En un cambio de táctica con respecto a otros intentos anteriores Seidler se encargó de remarcar que llevar a una franquicia de la MLS a San Diego es para él una cuestión independiente de la posibilidad de mantener en ese mercado a los Chargers, un equipo de la NFL.

La Universidad Estatal de San Diego comparte el ya añoso Qualcomm Stadium con los Chargers, que intentaron mudarse a Los Angeles recientemente, y que ahora esperan que la ciudad aumente los impuestos sobre la hotelería para poder financiar un nuevo estadio en el centro de la ciudad. Si esas negociaciones fracasan la franquicia de la NFL se mudará al estadio que los Rams construirán en las afueras de L.A. y que se abrirá al público en 2019.

Recientemente la casa de estudios aprobó una medida para demoler en Qualcomm Stadium tan pronto como los Chargers lo desocupen. La SDSU piensa levantar una nueva infraestructura para entre 30.000 y 40.000 espectadores con el objetivo de que allí juegue su equipo de football americano y -eventualmente- un club de la Major League Soccer.

Un proyecto similar al que John Moores impulsó meses atrás y que hoy parece estar completamente desactivado.

De acuerdo con The Associated Press los empresarios Steve Altman y Mike Stone mantienen negociaciones con la Universidad Estatal de San Diego desde abril de 2015 en las que se han mencionado en concreto la posibilidad de llevar a un equipo de la MLS al complejo que se construirá donde hoy existe el Qualcomm Stadium.

Sobre el papel San Diego tiene mucho de lo que la Major League Soccer busca al analizar sus opciones de expansión: un grupo inversor local con experiencia en el mercado deportivo, la posibilidad de contar con un nuevo estadio propio, y la avidez por el fútbol que existe en el extremo sur del estado de California.

Anuncios

Categorías:Expansión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s