Actualidad

Jesse Marsch cuestiona el gol de NER: “Fue vergonzoso”

Marsch

No es la primera vez que ocurre. No será la última tampoco. New England Revolution consiguió su primer triunfo en 2016 con un gol polémico. Kemar Lawrence -que el viernes por la noche inició el partido como defensa central en New York Red Bulls- se lesionó gravemente y cayó sobre el césped en el minuto 55, segundos antes de que Diego Fagúndez consiguiera abrir el marcador.

Ni el árbitro Mark Geiger ni los atacantes de los Revs detuvieron la jugada, pese que algún jugador de RBNY reclamó al referí por esa acción. Una actitud que enfureció a Jesse Marsch, head coach del equipo taurino.

“Es vergonzoso para mí”, dijo Marsch en la rueda de prensa posterior al encuentro. “Se supone que un partido debe tener cierto honor. Pueden decir que no lo vieron en el suelo (a Kemar Lawrence), pueden decir que no se dieron cuenta que estaba lastimado… Fue tan claro como la luz del día. Él estaba tirado en la cancha. No solamente lo vio un jugador de ellos, todo el equipo lo vio”, finalizó -muy molesto- el entrenador del club de New Jersey.

En el extremo opuesto Jay Heaps, estratega de New England, cargó toda la responsabilidad en la decisión del árbitro. “Siempre digo a mis muchachos, ‘Jueguen de acuerdo con lo que el árbitro vaya pitando’. Nunca voy a pedirles que no jueguen de acuerdo con las decisiones del referí”, confesó el técnico. “Creo que existen algunas lesiones en las que el árbitro tiene que detener el partido, o en las que tienes que mandar la pelota fuera de la cancha. Cuando el partido está en marcha y Juan Agudelo recibe el balón en el área él tiene que jugar… Y yo espero que el otro equipo juegue también.”

“Lo que hizo New England es lo que hacen los equipos que están desesperados”, manifestó en el vestuario visitante del Gillette Stadium el capitán de los Red Bulls, Dax McCarty. “Claramente, esa es la jugada que decidió el partido. Hay varias formas de verla. Tal vez fuimos un poco ingenuos y debimos hacer más para que el árbitro se enterara de que teníamos un compañero lesionado”, prosiguió el #11 de RBNY.

“Uno espera que el equipo rival se de cuenta (de la lesión de Kemar Lawrence) y envíe la pelota fuera de la cancha”, reflexionó McCarty. “En estos días la deportividad es un concepto del que nos encanta hablar, pero no creo que siga existiendo en este deporte.”

Juan Agudelo -delantero de New England Revolution, surgido de la academia de los Red Bulls- declaró después del partido sentirse “bastante mal” por lo ocurrido el viernes por la noche. “Pensé que Lawrence estaba a punto de levantarse, porque su equipo siguió jugando”, manifestó en declaraciones a NE Soccer Today. “A partir de ahí todo fue instinto. Una vez que recibo la pelota, sigo mirando al balón, sigo con la jugada. Veo que mis compañeros se acercan y envío el centro a Diego (Fagúndez) para que haga el gol.”

De acuerdo con la normativa vigente el juego se puede detener para permitir la atención de un jugador lesionado únicamente si el árbitro lo considera necesario. El conjunto contrario al equipo de ese futbolista lesionado no tiene ningún tipo de obligación de enviar la pelota fuera del terreno de juego.

Fotografía: Stew Milne – USA Today Sports

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s